Mediante un gesto artístico podemos transformar nuestro objeto cotidiano de vestimenta en un elemento expresivo de nuestra identidad.

 

Todas las prendas están hechas a mano con la técnica de bordado, ya que a través de ésta se puede conjugar la riqueza del dibujo y de textura. Aunque el bordado implica un trabajo sumamente meticuloso y tardado, éste comunica directamente el alma del que las hace a la persona que los lleva puestos. Cada pieza es única e irrepetible y cada una cuenta una historia con la que cada persona se puede reflejar, mezclando en forma elegante palabra e imágenes. Sus mensajes hablan de formas de pensamiento, gustos y cuestionamientos filosóficos.

Recortándote, interviene ropa prefabricada para darles identidad y dotarlas de un elemento artístico único. Le permite al que la adquiere entrar en un discurso reflexivo de quiénes somos.

Los detalles importan

Recortándote, surge a comienzos de Enero del 2017, con una necesidad de expresar mi amor a los textiles y a el arte.

Al principio comenzó como una plataforma de cursos de bordado y crochet para principiantes desde la comodidad de mi hogar y en eventos distintos. Además de esos talleres, comencé a hacer cosas a pedido sobre las mismas prendas de preferencia que los compradores me iban dando #enchulamelachamarra, con una mezcla entre sus ideas y las mías, creando un diseño destinado directamente para la persona. A la par, comencé a hacer mi propia línea inspirada en mis gustos y preferencias y así surge en forma la marca como tal.

La ropa es una extensión de nuestro pensamiento y nuestra identidad que logramos plasmar en los accesorios que nos rodean.

sobre mí

Comprar ropa es una inversión, entonces ahora haz que valga la pena! Si te gusta tu ropa, ella puede estar en tu vida más tiempo de lo que te imaginas si la cuidas adecuadamente. Sobre todo la ropa hecha a mano, esta tiene un mantenimiento más meticuloso y generalmente es la ropa que más amamos.

 

TIPS PARA LAVAR:

Las prendas de Recortándote son libres de las lavadoras y secadoras. Lo ideal es lavarlas a mano o en una bolsa de malla dentro de la lavadora en la sección de ropa delicada y bajo ninguna situación meterlas a la secadora.

 

Más dedicación le prestes a la forma en como la lavas, el mayor tiempo que tu ropa se verá como nueva!

cuida tu ropa

haz que valga la pena